La desagradable historia de Amalia Contreras - 3ra parte

...piensa; como una hoja de un árbol...

Inger Christensen

Al regresar de la luna de miel, quince días después de su matrimonio Amalia pidió el divorcio, se lo comunicó a su familia y les pidió además que lo aceptaran, que nada tenía que ver con Antonio, les explicó de mil maneras que aquel hombre maravilloso no tenía la culpa de aquella decisión. Les pidió, además, que no hicieran preguntas. Aquel asunto era sólo de su particular interés y no quería dar explicaciones a nadie.

El padre de Amalia, se llenó de un sordo rencor hacia el que fuera su yerno. Tal fue el odio que empezó a albergar en su corazón que éste terminó por consumirlo. Sólo fueron necesarios cinco años para que el señor Contreras, el febril hombre de negocios, se extinguiera destruido por ese oscuro sentimiento. Por su parte, la madre de Amalia, guardó muy dentro suyo una honda tristeza y se avocó a proteger a su hija, nunca preguntó, pero la duda la corroía. Se convirtió, al final en una mujer temerosa que jamás superó aquel impasse que la vida le jugaba. Los hermanos de Amalia, fueron los únicos a quienes aquella tragedia no les afectó, asumieron que Antonio era un hombre que no era tal. Tanta caballerosidad, buenos modales y educación les indicaban eso. Jamás cambiaron con su hermana ni tampoco la importunaron con preguntas propias de gente común. De alguna manera, aquel comportamiento mantuvo en pie a Amalia, puesto que la caída de sus padres había sido casi tan catastrófica para ella como su propia y oculta tragedia.

Antonio, el que fuera un hombre de alto perfil en su empresa y quien siempre destacó en todo lo que hacía fue encontrado algunos años después tirado sobre unos periódicos en un callejón de Caracas. Se había ahogado en sus propios vómitos. Desde su noche de bodas y hasta el día de su muerte sólo se dedicó a beber, abandonó el trabajo y se olvidó de todo y de todos. No era tristeza, ni siquiera un corazón roto lo que le había matado, era una rabia contra si mismo por no haberse acostado con Amalia. Antonio se había dado cuenta de que jamás la quiso, sólo la deseó y el no haber descargado su ansias carnales por aquella hembra, era lo que, finalmente, le había llevado a la tumba.

En cuanto a Amalia, se fue del país nuevamente buscando nuevos horizontes. No fue muy difícil conseguir donde irse, con su belleza y el currículo que la apoyaba rápidamente logró ubicarse en una gran transnacional. Se dedicó de lleno al trabajo y empezó aquel juego de engatusar hombres, los enamoraba, sacaba de ellos todo lo que podía, los llevaba hasta el límite del deseo y luego los abandonaba. No es que ninguno le atrajera, era simplemente que había tomado la decisión de no amar nunca más y menos aún, dejarse llevar por el deseo de estar en la cama con nadie. Había pues, decidido que su vida sería el trabajo, su amor el dinero y el sexo sólo un pensamiento que terminaría por desaparecer de su cabeza.

Fue esa la época en la que conocí a Amalia, trabajaba yo como asesor independiente. Diversas compañías en todo el mundo contrataban mis servicios. Mis labores consistían en recibir proyectos de inversión, estudiarlos y hacer las recomendaciones que considerara necesarias para mejorar y optimizar las ganancias de tales proyectos.

Debo acotar que tales tareas me resultaban aburridas, leer documentos, cuadros estadísticos, presupuestos de obras y de inversión, análisis técnicos y económicos no eran precisamente lo más divertido del mundo. Sin embargo era mi trabajo, me resultaba bastante sencillo de realizar y, además, me reportaba ingentes ingresos. Por otra parte, no tenía jefes directos, viajaba constantemente y eso me permitía conocer mucha gente en todas partes del mundo.

En el verano del dos mil cinco, una pequeña corporación danesa contrató mis servicios para el desarrollo de una aplicación que controlara y gestionara fluidos de perforación petrolera en taladros pequeños y medianos. Después de unos pocos días se había cerrado el trato y fue así como empezó todo.

La tarde que la conocí me hallaba en el hotel Vesterbro en el número 1620 de la Vesterbrogade 23-29. Revisaba el proyecto de fluidos en mi portátil cuando sonó mi teléfono móvil. Una voz más parecida a la de una máquina contestadora me habló al otro lado de la línea con un inglés gutural propio del acento escandinavo: —¿El señor Alejandro Casas?
—Buenos días, si el mismo habla. ¿En que puedo ayudarla?
—Le estamos llamando de XXXX, la reunión fue pautada para esta tarde a las tres en punto. Para hacer más cómoda su estadía le hemos asignado a nuestra gerente de negocios internacionales, la señorita Amalia Contreras. Ella le llamará para darle detalles.
—Muy bien, muchas gracias.— No había terminado mi frase cuando ya mi interlocutora había colgado la llamada.

Amalia Contreras, no tenía idea de quien era, pero identificar un nombre de origen hispano me alegró el día. Llevaba ya dos días en Copenhague y aunque mis primeros paseos por el centro de la ciudad fueron bastante entretenidos, ver hombres y mujeres de rubias cabelleras, esbeltos cuerpos y hermosos rostros vikingos había terminado por ser harto aburrido.

Eran casi las doce del mediodía, decidí tomar un baño caliente y afeitarme para estar preparado para la cita, no es que me tomara mucho tiempo mi aseo personal, pero siempre terminaba dando vueltas de un lado a otro tratando de que nada se me pasara por alto.

[Continuará...]

Sólo 15 hablaron pajita

Nahesh | 06 febrero, 2008 12:45

Cuarta! cuarta!cuarta!cuarta!cuarta!cuarta!cuarta!cuarta! cuarta parte por favor!

Jims | 06 febrero, 2008 16:56

hey!!! buensisimo tu blog! me re copo? te puedo linkear??? besos desde Argentina!!!

More Baker | 06 febrero, 2008 21:34

Creo que te odio!! Ni se te ocurra reírte, es en serio: te odio!
O sea hay una 4ta?
Te odio

gen71 | 07 febrero, 2008 07:28

Muy bueno. Primera vez por aqui, te seguiré leyendo.
Saludos desde Argentina, tocayo!

... | 07 febrero, 2008 09:14

ia dale publica luego lo q sigue estoi intrigada :P jejeej

DulceJeny | 07 febrero, 2008 13:37

ESPERO LA CONTINUACION, BUENA MUY BUENA...

3rn3st0 | 07 febrero, 2008 17:17

Nanesh: ¡Pronto!, ¡pronto!, ¡pronto!, ¡pronto!, ¡pronto!, ¡pronto!, ¡pronto!, ¡pronto!, ¡pronto! ;-)

Jims: Bienvenida aprimero que nada, ¿linkearme? No faltaría más, sería un honor, gracias :-)

More: No me odies More, yo sólo se amarte, por cierto, te adelanto que tal vez seguramente habrá una cuarta, una quinta, una sexta... :-D

Gen71: Pues bienvenido tocayo, regresa cuando quieras. Alguien con ese nombre tiene que ser un gran ser humano ;-)

...: Espera, espera que de la carrera sólo queda el cansancio, en los próximos días leeras lo que viene :-)

DulceJeny: No te quedarás esperando mucho tiempo, en los próximos días, viene la cuarta parte :-)

CARMAN | 09 febrero, 2008 07:08

gracias por la visita querido amigo y por el mensaje atento para conmigo, no ando muerto.... ni tampoco de parranda... es que ando ocupado cocinando el futuro y quizas tambien se me ha pasado un poco la blogmania... pero de todo esto lo que estoy obligado a conservar son a mis blogamigos..!!! por eso...
andaba nuevamente caminado por la cibervereda y al ver su mensaje no me aguante y vine a saludar....
feliz navidad...
feliz año...
feliz carnaval...
y quizas ... feliz semana santa..

Najla | 10 febrero, 2008 17:10

Venía atrasada con la segunda y tercera... jejeje!!!


Te dejé una tareíta en mi blog.. que a su vez me la dejaron a mí... que a su vez se la dejaron al que me la dejó a mí.... es un Premio!!!


Saludos!!!

Mallén | 11 febrero, 2008 14:24

Volví de mis vacacionessssss!!!
grrrrrr... aun no hay conclusión? la historia de esta muchacha me tiene de puntillas...
Saludos!!!!!!!

Ricky del Norte | 13 febrero, 2008 11:24

Muy bueno esta esto..., se esta alargando la historia, que problema más grande que no le puedan quitar la virginidad a esta tal Amalia..., una mascara y un condon doble resolverian ese problema, y quiza de esa forma le quitan ese extraño problema a esa mujer.
Espero la cuarta edición pronto amigo Ernesto.
Saludos.

3rn3st0 | 15 febrero, 2008 13:38

Carman: Me alegra mucho que sigas vivito y coleando. Seguimos en contacto.

Najla: Gracias por el honor que me haces en cuanto a la tarea. Lamento en todo caso no haberla podido cumplir, pero en el trabajo me tienen verde. Tengo ya casi quince días sin actualizar (o más de quince, no lo se).

Mallén: Saludos, bienvenida nuevamente :-)

Ricky: Take it easy Ricky, so soon the end of the history ;-)

CHJ | 19 febrero, 2008 17:08

Si More Baker cree que te odia...yo te odio completamente!
Voy a soñar con Amalia Contreras!
No es justooo :(

Pepita Gostosa | 22 febrero, 2008 17:10

Ya veo, Ernesto, que eres un intrigante de oficio que deja pidiendo más, más, más! ummm!

Ala que venga la cuarta entonces, la esperamos!

Gracias por desvirgar mi blog con tu primer comentario, fuiste muy gentil y delicado, no me dolió...

Firma no autorizada

luis | 23 febrero, 2008 11:37

Pana, los chavistas han denunciado a mi blog como pornografico, en especial Moliere,yosmary, y la de gordita linda, JDR y otros y ahora para entrar en mi blog aparece la advertencia.
eso se debio a que cuando defendi a Marrero de las estupideces que decia mliere que era un blog pornografico.
Esa es la respuesta de los chavistas
Algunos lectores de este blog se han puesto en contacto con Google porque consideran que el contenido del mismo es dudoso. Generalmente Google no revisa ni aprueba el contenido de este, ni de ningún otro blog. Para obtener más información relativa a las políticas de contenido, visita las Condiciones del servicio de Blogger.
eso es para cerrarme mi blog.
te agradesco que mandes un mail a google para denunciar esa maniobra politica

Publicar un comentario

Éste blog es una vitrina sin limitaciones, escribe aquí lo que se te ocurra decirme, lo que piensas, lo que opinas, lo que te produjo la lectura que acabas de hacer, despotrica, alaba, insulta, reflexiona... Escribe, en definitiva, lo que te venga en gana.



Me interesa lo que opines. Tienes toda la libertad para decir lo que te provoque, no creo en la censura.