El hombre buenhogar

En una entrevista concedida en exclusiva para este blog, tuve el placer de entrevistar a la Dra. Yossie Soi Vishi Ta, hembrista acérrima, especialista en relaciones de pareja y teórica - palabra muy en boga últimamente en Venezuela - del comportamiento masculino moderno. Autora de más de veinte libros sobre la sexualidad humana, las relaciones hombre - mujer, hombre - hombre y mujer - mujer. Sus tratados, ensayos y artículos han sido publicados en cientos de revistas y diarios en todo el mundo. Sus obras han sido traducidas incluso al maracucho y el espanglish.

Nos recibió la Dra. Vishi Ta en la terraza de su hermosa casa, sus respuestas siempre fueron claras, convincentes y éste servidor, en lo particular, pudo percibir en ella una aura de superioridad que jamás había apreciado en ser humano alguno. Conversamos alrededor de unos cuarenta y cinco minutos, pero vista mi negativa de seguir haciéndole masaje en los pies mientras hablábamos dio por terminada la entrevista. Los resultados de la misma son lo que leerán a continuación.

Yo, Ernesto: En su último libro, "El hombre Buenhogar", habla usted de las razones por las cuales hoy día las mujeres no pueden compartir su vida con seres inferiores y tarados como los hombres. Hábleme un poco de ese concepto.
Vishi Ta: Muy sencillo mi querido 3rn3st0, se ha demostrado científicamente que los hombres sólo piensan en sexo, que sus únicos intereses reales son el fútbol, el béisbol, las tetas y las nalgas grandes, ¡ah!, y las cervezas. ¿Cómo un ser tan superior como una mujer podría compartir su vida con semejante animalejo?

Yo, Ernesto: Entiendo su punto, pero ¿no es esa una posición que colinda, que se da la mano con el machismo que tanto se critica?
Vishi Ta: En lo absoluto, nosotras somos seres superiores y por ende la concepción de la vida tal y como nosotras la visualizamos es correcta. El machismo es una aberración, no así el hembrismo.

Yo, Ernesto: Pero usted dice que el hombre no es más que un animalejo, ¿eso no es caer en una absurda discriminación contra el género masculino, sólo por esa misma masculinidad?
Vishi Ta: Me vas a disculpar Ernesto, te he visto comentar en Mujeres.net, en Feministas Anónimas y en otros sitios donde se denigra a los hombres.

Yo, Ernesto: Dra. Vishi Ta, creo que está equivocada, en esas páginas se habla y se defienden los derechos de las mujeres, se lucha por conseguir que la mujer no sea sólo un objeto de uso sexual y hogareño. Ofende usted a sus autoras.
Vishi Ta: ¡Por favor! Aquí quien ofende eres tu. Y te agradezco que untes más crema de esa en mi juanete izquierdo, porque los tacones de anoche me dejaron horrible los pies.

Yo, Ernesto: Está bien, pero le agradezco no referirse nuevamente en esos términos contra Elsa ni ninguna otra de mis amigas virtuales. Mejor cambiemos de tema.
Vishi Ta: Si, creo que es lo mejor.

Yo, Ernesto: Volviendo al tema de su último libro, ¿de dónde sacó ese nombre?
Vishi Ta: Bueno, tu sabes que muchas mujeres nos hemos criado leyendo Buenhogar, Vanidades, Hola y todas esas grandiosas publicaciones publicaciones que con sus tests, entrevistas a reinas, princesas y actrices famosas nos cultivan la mente y hacen de nosotras ese género superior del que te hablé antes.

Yo, Ernesto: - Suspirando - Si, se que muchas mujeres se han cultivado de sa manera.
Vishi Ta: Bueno, pues de ahí viene el nombre del libro: "El hombre Buenhogar".

Yo, Ernesto: Ya veo, ahora bien. En el libro usted plantea una serie de características que deben ser propias de un hombre que podría ser un compañero ideal.
Vishi Ta: Así es, si lo deseas podría mencionártelas.

Yo, Ernesto: Nada me gustaría más.
Vishi Ta: Pues el hombre Buenhogar debe poseer las siguiente cualidades: Debe ser buenmozo, alto, tener un pene de proporciones considerables, ser un amante tierno, gentil, fogoso e infatigable. Debe ser fiel y no ser celoso en lo absoluto. Debe además saber lavar los platos, cocinar, planchar, lavar la ropa, hacer los quehaceres de la casa, y cuidar de los niños. Por otra parte debe tener la suficiente gentileza para recordar el aniversario de nuestro primer beso, nuestra primera cita, nuestra primera noche juntos, nuestra primera risa juntos. No puede dejar de recordar mi cumpleaños, el de tu mamá, tu papá, tus tías, tíos, hermanos, hermanas y la abuelita que nunca conoció porque había muerto cuando inició relaciones contigo. Debe ser un piropeador profesional pero sin vulgaridades, siempre y escucha bien esto Ernesto, siempre que pueda deberá regalar diamante o pieles. Por cierto, debe bailar mejor que Fred Astaire y no tomar más que una copa de vino en cada salida que haga junto a su pareja. Por supuesto debe darse cuenta del cambio de pintura de uñas que te hiciste, conocer y hacerse amigo de tu peluquero y no podría dejar de pasar por alto el hecho de que siempre deberá estar pendiente de tus amigas cuando estas se vayan contigo a rumbear sin que por ello te cele.

Más o menos ese es un hombre Buenhogar, faltan muchas otras cualidades, pero mejor dile a tus lectores que compren mi libro para que entiendan mejor el concepto.

Yo, Ernesto: Ahora bien Dra. Vishi Ta, todo eso que me dice me parece algo exagerado, ¿no piensa usted que eso es casi imposible?
Vishi Ta: En lo absoluto, conozco a muchos, muchísimos hombres así.

Yo, Ernesto: ¿Y porqué sigue soltera si ya ese hombre perfecto se presentó ante usted en varias oportunidades?
Vishi Ta: ¡Ay no Ernesto! ¿Y perderme la oportunidad de estar con otros hombres perfectos?

Yo, Ernesto: Ya veo, ya veo. Bueno Dra. Ya debo retirarme, me duelen las manos por el masaje y además sus callosidades me desgarraron las palmas de las manos. Ha sido un placer conversar con usted.
Vishi Ta: ¡Eres un tunante y un grosero! Continúa con lo que haces, ¿cómo es eso de que te vas?

Yo, Ernesto: Lo siento Dra., hasta otra oportunidad.
Vishi Ta: ¡Vete!



Al levantarme, un tipo rubio de casi dos metros de estatura, vestido sólo con un pequeño taparabos me acompañó hasta la puerta. Salí pensativo de aquella casa donde había conocido a un ser de ficción, un ser que si bien no existe en la realidad, parece estar metido en la cabeza de muchas mujeres.

El machismo es retrógado, absurdo e ilógico, el hembrismo es su hermano gemelo.



Dedicado a todas esas mujeres que luchan de corazón y con el cerebro por lograr más y mayores derechos por sus congéneres, dedicado a esas féminas que sin menospreciar al varón comparten una visión de mundo más justa, dedicado a mis amigas, las que conozco en persona y aquellas que virtualmente muestran todos los días lo hermoso e inteligente que es el género femenino. Dedicado, al fin y al cabo, a quienes creen que somos uno sólo porque nos complementamos los unos a las otras y viceversa.

Sólo 10 hablaron pajita

El loco | 07 enero, 2008 16:20

jeje y pensar que hay señoritas que creen que van a encontrar un espécimen de esos...muy buena entrevista con la Vishi Ta...
Te debo el meme...estoy pensando las metas...
Saludos Master Ernesto

Ricky del Norte | 07 enero, 2008 17:40

Ja,ja,ja esta muy buena la entrevista..., y pensar que si existen algunas mujeres como esta tal Dr. Vishi Ta, que suerte que la verdad esta tan lejos de la realidad!!!. Amigo Ernesto yo tambien te debo el meme, pronto lo postearé.
Saludos.

Evan | 07 enero, 2008 19:48

Me encantó el relato, pero mucho más la dedicación... que sería de nosotras sin ustedes o de ustedes sin nosotras??

Un besito

NeoGabox | 08 enero, 2008 00:01

Jajajaj el Hembrismo... XD
Demasiado bueno este relato amigo Ernesto...
Definitivamente ni el machismo ni su hermano hembrismo deben tener cabida en la sociedad, vamos a respetarnos y a vivir felices :)

"Saludos Monocromáticos"

3rn3st0 | 08 enero, 2008 12:32

Loco: Madmen Master, me honra siempre tenerle de visita en este, el humilde hogar de un fiel seguidor de sus comportamientos trastocados. Estaré esperando el meme.

Como bien dices, hay muchas que creen que van a encontrar a alguien así, pero te digo un secreto: El príncipe azul NO existe ;-)

Ricky: Se te agradece pagar la deuda del meme, porque sino te van a comer vivo los intereses :-)

Evan: No podía menos que hacer una dedicatoria como esa. Nada es más perfecto que una mujer, eso lo puedo asegurar :-)

NeoGabox: Me alegra que te haya gustado, y tienes razón esos dos hermanos no deberían estar presentes entre nosotros. :-)

egg | 08 enero, 2008 14:34

muy bueno :-D

efectivamente los extremos se tocan

3rn3sto is back !

CHJ | 08 enero, 2008 15:29

Buenísima le entrevista Ernesto, aunque te voy a dar mi opinión como mujer. No me gustarí apara nada un especimen como ese que describe la doña en cuestión.
Si espero tanta "perfección", debo responder con el mismo grado de dotes y cualidades. En decir, siempre va a haber uno estafado, o él o yo jajaj.
Así que por eso es mejor que espero y aspiro a uno normalito que me quiera y cuyos defectos sean soportables y llevaderos para mi, así como los mio para él. Comprensión ante todo y todos felices dándonos nuestros puestos.

Un abrazote ;)

Mallén | 09 enero, 2008 09:58

Me cargó y me chocó... pero me encantó que lo hiciera. ¿Se entiende? Digo, que me asquea tanto lo uno como lo otro. Veo, por fortuna, que no soy la única.
Cariños.

3rn3st0 | 10 enero, 2008 13:27

EGG: Yes!, I'm here again :-)

CHJ: Fíjate que esa es una posición que muchas no observan. Tu quieres al príncipe azul, ok, tienes todo el derecho, pero... ¿Eres tu la princesa encantada? ¡No!, eres una mujer como cualquier otra, con virtudes y defectos. El equilibrio, la aceptación y el respeto son las respuestas. Gracias por tu aporte :-)

Evan: Somos much@s l@s que mantenemos posiciones críticas con nuestro propio género y aceptamos nuestras fallas, no sólo las del otro "bando". :-)

Rosa | 12 enero, 2008 16:21

Ernesto, creo que di con la solución para lo que me consultabas, pasa por El Escaparate te dejé allí un comentario.
¡Un abrazo!

Publicar un comentario

Éste blog es una vitrina sin limitaciones, escribe aquí lo que se te ocurra decirme, lo que piensas, lo que opinas, lo que te produjo la lectura que acabas de hacer, despotrica, alaba, insulta, reflexiona... Escribe, en definitiva, lo que te venga en gana.



Me interesa lo que opines. Tienes toda la libertad para decir lo que te provoque, no creo en la censura.