Vivir

Ya han pasado doce días desde la última vez que publiqué algo en el blog. No es que no tuviera nada que decirles, pero resulta que estaba esperando algo muy importante y sobre eso quería escribirles. No voy a aburrirles con un prefacio sin sentido, por lo que mejor sigamos adelante para que lean lo que deseaba contarles.

--- o ---

La vida es como una suerte de novela, donde nos suceden cosas como si de capítulos se tratara. En mi caso particular, acaba de terminar uno de esos capítulos. Un capítulo de los más largos que me tocó vivir y como buen episodio, estuvo lleno de cosas buenas, y no tan buenas.


Luego de casi 10 años, ayer terminó legalmente mi matrimonio... Un treinta y uno de mayo del año noventa y siete, tres antes del milenio, contraje nupcias (eso suena a novela rosa) con una mujer a la que amé profundamente y por quien aún siento un gran respeto.

Los intríngulis del finiquito no son cosas que yo vaya a tratar aquí, más no así todo lo que significó esa fase ya pasada de mi vida y por supuesto la nueva etapa que apenas se inició ayer.

De lo pasado quedaron muchos recuerdos, los más gratificantes y llenos de alegrías. Dos hijos preciosos y la experiencia y el conocimiento de los errores propios y ajenos (los cuales no son de mi competencia, por cierto). Quedarme mirando a mis espaldas, es absurdo y debo admitir que así estuve durante algún tiempo. Que idiotas somos cuando nos aferramos a cosas que ya no son, que ya no serán, simplemente a cosas que ya fueron. Perdemos el sentido y la alegría de continuar disfrutando de todo lo que la vida nos tiene frente a nosotros.

Ahora, ahora sólo veo hacia delante, pero no hacia un infinito incierto y borroso, no. Ahora sólo miro a lo que está inmediatamente frente a mi. El día a día, lo que hago y disfruto. Ahora los valores y expectativas por mis amigas y amigos, compañeras y compañeros de trabajo, familiares y sobre todo yo mismo, son cercanos, son simplemente el presente.

--- o ---

Acaba de iniciarse una nueva etapa, un nuevo capítulo, un nuevo episodio en ésta, mi vida. No se si será la más emocionante (de seguro que no), no se si sea la más excitante (ni que decir), es simplemente mi vida, y ahora la disfruto como aquel que bebe agua fresca después de tener mucha sed. Porque ahora mi vida es eso, un vaso de agua fresca del cual bebo diariamente, sin apuros pero con fruición y deleite.

Muchas y muchos dirán, pero bueno, ¿y a éste señor que le pasa que viene y nos cuenta todo ese montón de sin sentidos que no nos interesan?. No busco causar interés en el lector cuando esto escribo. Sólo pretendo hacer una reflexión sobre muchas de las cosas que ocurrieron y que ahora ocurren.

Al casarme lo hice con la certeza de que sería para toda la vida (¿quién no?), sin embargo no fue así. Luchas, disgustos, alegrías, tristezas, penas pero sobre todo muchísimas ganas de echarle piernas a la vida fueron de las cosas que signaron mi tiempo de casado. En compañía de una dura mujer se empezaron a ver las mieles del éxito (medidas en bienes materiales), compramos una casa, y empezamos a remodelar, logramos muchas cosas juntos y la verdad era casi perfecto y digo casi, porque como cualquier otra relación, tuvimos nuestras altas y nuestras bajas.

Así pasaron los años y por supuesto nuestros hijos estuvieron presentes. Ernesto (hoy campeón goleador de un plan vacacional en el que se encuentra) y Macyris (una hermosa y tierna princesita que me hace saber que siempre valdrá la pena hacer las cosas con amor).

Muchos pensarán que un divorcio es un fracaso, puedo decirles que están errados, fracasar es no intentar, fracasar es quedarse con las ganas. Yo no he fracasado y aquellos que nos separamos no fracasamos, sólo que los planes no salen siempre como en las películas, que vamos a hacerle.

¿Qué quedó al final?. Como dije la experiencia, los recuerdos y esos dos hermosos hijos, motivos de alegrías, orgullo y satisfacciones.

¿Qué viene ahora?... No lo se, y la verdad no es algo que me preocupe, ahora sólo mantengo esa sed de disfrutar de la vida, vivir sería mejor, es eso lo que viene ahora, sólo vivir, lo demás es sólo adorno, y no creo bueno aferrarnos a los adornos, porque estos se rompen, se extravían, se los roban. Lo importante es vivir, definitivamente eso es.

--- o ---

NOTA FINAL: Aquellas y aquellos que deseen unirse a mi celebración, están cordialmente invitados. Sólo recuerden las palabras que hoy leen a eso de las diez de la noche, hora de Venezuela. De seguro tendré una copa en alto, brindando por lo que me espera y vitoreando el pasado que no volverá.

¡Salud!

Sólo 6 hablaron pajita

Queen of Hearts | 15 agosto, 2006 18:42

Saludos mi buen amigo, te doy la bienvenida por tu regreso al tragi-cómico mundo de los solteros. Lleno de libertades, pero sin ignorar los compromisos que ya tenemos cada uno según nuestras vidas ya recorridas

De tí depende ahora como se desarrollarán los días a partir de hoy, eres el único capitan de tu barco, tu decides hacia donde zarparás y cuanto tiempo navegarás.

Noto que ves la vida como una novela de varios capítulos... yo la veo similar, pero siempre la ubico en la categoría de "enciclopedia" donde hay diferentes tomos que luego utilizo para aprender (obviamente entra la categoría novela, cuento, drama, tragicomedia, blah, blah, bla...).


Te cito:
"No busco causar interés en el lector cuando esto escribo. Sólo pretendo hacer una reflexión sobre muchas de las cosas que ocurrieron y que ahora ocurren."
Precisamente creo que ese DEBE ser el fin de los que escribimos parte de nuestras vidas en los blogs y dejamos salir nuestros demonios. En lo personal escribo para mi, pero eso no quita que lo haga de tal forma, que los que lleguen a leer, sientan que es para ellos. Creo que es una forma de compartir algo de mi y mis experiencias con los demás, uno nunca sabe cuando será de ayuda para otra persona, lo que nos suceda. Así que si a alguien no le interesa o se queja de lo que escribes, date un baño de teflón y que te resbale.

Bien lo dices, fracasar es no intentar... y de eso debemos aprender todos. Muchas veces evitamos hacer cosas por miedo a no lograr nuestro objetivo y nos quedamos con las ganas en el corazón y la mente, y sobre todo con la fatídica frase de "qué habría pasado si....". Justamente con esas palabras hoy estoy aprendiendo a no fracasar al quedarme en mi zona cómoda y atreverme a hacer las cosas (algo de lo que mucho he escrito y aquí entre nos, me cuesta poner en práctica), aunque el resultado no sea el que espero. Por no atreverme a hacer (o decir) algo el año pasado, creo que fracasé y perdí... Coincidencialmente hoy me di cuenta que perdí y luego me toca leer este post.


De momento solo me resta decirte tres cosas, de las cuales, considero que dos están de más, pero igual me tomaré el atrevimiento de decírtelo (Hablando conmigo: ¿quién me pidió opinión?, no importa, me encanta hablar (escribir) hasta por los codos y siempre me meto a opinar donde no me llaman (solo en blogs, claro está) y como eres mi amigo, pues con más razón lo hago), aquí voy:

1 - Vive cada día como si fuera el último. VIVE, DISFRUTA, RÍE, TEN CITAS, CONOCE MUCHA GENTE, SAL CON AMIGOS, VIAJA, simplemente VIVE y disfruta cada minuto que va llegando a ti.
Vivid arduamente, no temáis nada y os sonreirá el triunfo. - Winston Churchill


2 - JAMÁS te alejes de tus niños. Ahora es cuando más de tí debes darles (y más necesitas de ellos). Está de más hacer más comentarios al respecto, yo estoy segura que sabes perfectamente bien como llevar esta parte.

3 - ...ya se me olvidó que iba en la tres jajaja... si me acuerdo vendré corriendo y lo agregaré en otro comentario y si no, te lo cuento cualquier día de estos.


A las 9 hora de Panamá (10 hora de Venezuela) levanto mi copita de vino a tu salud! ENJOY!

Elisabeta | 16 agosto, 2006 13:45

Brindo contigo (y me uno a Queen) en ese brindis por todo lo que de ahora en adelante te espera,por esa nueva vida que inicias y te deseo lo mejor, un besote.

resonANSIAS MAGneticas | 16 agosto, 2006 19:58

Estaba a punto de escribir que no sabia como habia llegado hasta aqui. pero acabo de darme cuenta como. Ya. fue por Queen. me alegra haberle hecho caso, y haber descubierto tu espacio., que espero tener la oportunidad de visitar con toda calma. lo demas ya lo ha dicho Queen, que barbara una vez me deja impresionada esta chica!!!., no queda otra mas que decir.... a sus ordenes mi general. verdad?., asi que..... brindemos. un abrazo.

3rn3st0 | 16 agosto, 2006 21:19

Gracias Queen, gracias Elisabeta y gracias Resonancias y gracias a tod@s aquellos que me leen aún cuando no comenten nada.

Queen sigo pendiente de tu próxima actualización.

Elisabeta, espero tu respuesta.

Resonancias, me gustó lo poco que leí de tu blog. Voy a tomarme mi tiempo para escribirte al respecto. Por cierto, tus escritos propios me parecen excelentes.

lamismamoma | 23 agosto, 2006 10:05

el divorcio no es un fracaso,my friend. creo que es uno de los actos más valientes que puede cometer una persona. cuesta mucho arrebatarle el hogar a los hijos.... cuesta mucho enfriar un lado de la cama.... cuando yo tome la decision, lo hice pensando que preferia criar a mis hijos en un medio hogar que enseñarles el falso amor, porque eso si my friend, cuando el amor se acaba, matarile rile rile

Carlos Steve Responder | 07 septiembre, 2006 07:19

"fracasar es no intentar, fracasar es quedarse con las ganas"... Es una gran verdad mi pana, un principio que sabes aplico y que por mucho que en ocasiones deja un mal sabor de boca, se recomienda practicar.
Creo que tienes mucha fuerza de voluntad y ganas de vivir la vida, no enfrascarte en las cosas negativas y seguir hacia adelante, cosa digna de admiración. Muchos pasamos por momentos difíciles, decisiones complicadas, e incluso a veces con la idea de arrepentimiento y querer volver al pasado... pero que va, hay que seguir con la lucha y tener fe y confianza en lo que queremos y creemos.
Animo viejo, que nos caemos pero hay que levantarse y seguir caminando, mis mejores deseos en tu NUEVA VIDA!

Publicar un comentario

Éste blog es una vitrina sin limitaciones, escribe aquí lo que se te ocurra decirme, lo que piensas, lo que opinas, lo que te produjo la lectura que acabas de hacer, despotrica, alaba, insulta, reflexiona... Escribe, en definitiva, lo que te venga en gana.



Me interesa lo que opines. Tienes toda la libertad para decir lo que te provoque, no creo en la censura.